Seguramente todos podemos estar de acuerdo que la motivación es un factor fundamental en la recuperación de los sujetos, imprescindible para el buen desarrollo de las sesiones de terapia ocupacional, sin embargo es sorprendente la falta de instrumentos para su medida (salvo honrosas excepciones) y lo poco que se utiliza este tipo de medida en investigación.

A día de hoy hay muy pocas escalas en población pediátrica que midan este constructo desde la perspectiva del niño, es decir, cuáles son sus perspectivas. La teoría de la Autodeterminación explica como aspectos intrínsecos pueden influir de manera radical en los procesos en los que la terapia se mueve, por lo que es fundamental conocer las motivaciones del niño para estar seguros que no interferimos en ellas y si fuera posible aprovecharlas en nuestro favor (que debería ser el del menor).

Este trabajo fin de Máster me parece muy riguroso y por ello me parece interesante escribir sobre el mismo. Primero pues justifica la teoría anteriormente mencionada en niños con daño cerebral sobrevenido y por último pues propone una escala para medir la motivación (aunque habría que señalar que mide la motivación durante las actividades).

Se pasan pruebas psicométricas para medir la fiabilidad (con resultados excelentes r=0,97), la consistencia (? = 0,96  para la escala en su conjunto y para las subescalas  ? = 0,79-0,91 )   y otra serie de aspectos importantes en este tipo de estudios (aunque habría que decir que la muestra es baja 12 participantes con daño cerebral sobrevenido y 20 controles). Se comparan los resultados con el cuestionario volitivo pediátrico PVQ del modelo de ocupación humana y correlacionan moderadamente (r = 0,71 , p < 0,01 Siempre que se hace un estudio de fiabilidad de una escala debe compararse con una medida previa que hace de prueba de oro) con la población con daño cerebral pero no así con los controles.

Esto podría quedar explicado por el sesgo con respecto a la validez externa, es decir, esta escala es adecuada para medir la motivación del niño durante las sesiones de terapia pero quizás no es tan adecuada en otros contextos

Propone un manual de uso y el propio instrumento para poder ser utilizado. En el siguiente enlace podéis descargaros el trabajo completo.

Si este tipo de instrumento os gusta sólo falta el proceso de validación al español, ¿alguien se apunta?