La terapia ocupacional se administra con frecuencia, en otros países,  en las unidades de cuidados intensivos (UCI) después de la lesión cerebral traumática (TBI ) para promover la recuperación, no es tan frecuente en España pero debemos mirar los caminos seguidos en otros países para poder ver cómo podemos evolucionar.

Debido a la crisis, los recortes económicos y el aumento de estudios de coste/efectividad del tratamiento, es necesario aumentar las pruebas de la eficacia terapéutica  y Stephanie Hellweg propone una revisión de los datos científicos disponibles en la actualidad. Las bases de datos de OTseeker , PEDro , Medline y Cochrane son analizadas y se buscaron estudios sobre procedimientos terapéuticos aplicados con frecuencia en la UCI después de una lesión cerebral traumática. La revisión hace un estudio conjunto sobre la efectividad de la fisioterapia y la terapia ocupacional y se hace evidente que los datos actualmente disponibles sobre la fisioterapia y la terapia ocupacional son muy limitados. En consecuencia, no es posible dar recomendaciones concluyentes dentro de un contexto basado en la evidencia. Los estudios de otros trastornos neurológicos indican que a principios movilización influye positivamente en la capacidad de caminar. A la vez que se puede concluir a partir de tres estudios que fisioterapia para la prevención o tratamiento de la neumonía asociada a la ventilación no es eficaz. La prueba de la eficacia de otras intervenciones fisioterapéuticas y de terapia ocupacional están por demostrar.

Las intervenciones en terapia ocupacional serían de estimulación basal, de prevención de complicaciones, entrenamiento en AVDS, uso de férulas y terapias intensivas. Aunque algunas de ellas han demostrado sus beneficios en otros contextos o con otros grupos de población, hay que aumentar el número de estudios para justificar la evidencia científica.

Podéis ver el artículo completo en el siguiente enlace.
Unidad de intensivos