REHACARE es la feria internacional de referencia dedicada a los productos dirigidos  a personas con discapacidad y con necesidades especiales, como puedan ser las personas mayores u otros colectivos con dificultades pero que no por ello impliquen una discapacidad.

Este año se celebraba la 25º Edición de la feria que tuvo lugar entre el 24 y el 27 de Septiembre en la ciudad de Dusseldorf (Alemania), la celebración en este emplazamiento se debe no sólo a las características de las instalaciones de la Messe (centro de convenciones de Dusseldorf) sino también la importancia que tiene este país en el desarrollo y distribución de productos de apoyo. Cuando hablamos de la importancia de esta feria nos referimos a la presencia de 902 empresas o stands distintos, pertenecientes a 36 países diferentes, siendo 496 de éstos stands procedentes de Alemania. En total se podía pasear por un espacio de 31.400 metros cuadrados repartidos en 6 pabellones repletos de distintos productos de apoyo de diversa índole.

Para hacernos una idea, podemos comparar con la última feria española más importante al respecto que se celebró en Madrid en 2012, ORTOPROCARE, que contó con 3.000m2 y 85 expositores, una décima parte de lo que supone la feria alemana.

Este año se nos planteó una oferta irrechazable desde Vía Libre, acudir nosotros, terapeutas ocupacionales, en representación de la empresa. Como profesionales del sector se nos abría las puertas a una gama de productos y de posibilidades poco frecuentes y difíciles de llegar a conocer si no salimos fuera de nuestras fronteras. Conociendo más de estos productos podríamos ofrecer diferentes y variadas soluciones a las personas buscando una mejora en el desempeño de éstas en sus actividades de la vida diaria, su autonomía personal y por tanto alcanzar una mejora significativa en su calidad de vida.

Aquí os dejamos el vídeo de nuestra visita a Rehacare 2014

Cuando nos adentramos por primera vez en la feria, te das cuenta de la amplitud de la misma, y gracias a que existe una categorización, en la organización en los pabellones, de estos productos puedes hacer el intento de coordinar la visita, si bien es verdad, que las ganas de ver todo a veces nos llevaban a la locura saltando de un stand a otro, de repente uno se da cuenta de que tiene que parar, pensar y organizarse, para que las “ansias ocupacionales” no te lleven al desequilibrio. Cuando llevas varias horas caminando por la feria y ves que todavía no has pasado del primer pabellón, aprovechando las circunstancias de donde estas, te apetecería poner a prueba la comodidad de un scooter, o cualquier otro dispositivo que te dé un respiro.

Otro aspecto a tener en cuenta, que es difícil plasmar en una entrada de blog es el ambiente que se respira ahí, la feria supone un espacio integrador entre personas con capacidades diferentes. Esta integración nos ofreció como terapeutas ocupacionales, nuevas oportunidades de aprendizaje, ya que era común ver como cada usuario disfrutaba de adaptaciones que se ajustaban a sus necesidades individuales, y no el usuario ajustándose a las adaptaciones estándar que pueden limitar en mayor o menor medida su participación.

Algunas de las categorías de producto que pudimos encontrar en la feria son: protésica y ortésica, productos de apoyo para la vida diaria (vestido, alimentación, cuidado personal, higiene, etc) pasando por productos de nutrición, movilidad, sin olvidarnos de los elementos de comunicación, estimulación sensorial, posicionamiento, eliminación de barreras, productos para la adaptación de puestos de trabajo, material para la rehabilitación física, fisioterapia y Terapia Ocupacional, mobiliario adaptado, vehículos adaptados, y nuevas tecnologías para la rehabilitación. Además de materiales para el cuidado médico y de enfermería y otro tipo de información a cerca de ocio y deporte adaptado, turismo, asociaciones, talleres de sensibilización, etc. 

Para destacar alguno de los productos que nos llamaron la atención y que vimos posibilidades de aplicación en casos reales que nos encontramos en nuestro día a día:

  • Sistemas electrónicos y manuales que permiten retrasar el uso de silla de ruedas eléctrica y poder seguir utilizando una silla manual
    • Sistema de propulsión y conducción de sillas de ruedas mediante palancas
REHACARE 2014 a. Sistema de propulsión y conducción de sillas de ruedas mediante palancas

(Fuente: http://forum.atomiczombie.com/gallery/showimage.php?i=3866&c=41)

    • Sistemas eléctricos de propulsión

 

    • Sillas manuales activas fabricadas en materiales más ligeros: 3-4 kg!
  • Elementos posicionadores con mayor posibilidad de ajustes y evolución para el usuario

 

A continuación os dejamos algunos enlaces de productos de posicionamiento infantil

    1. Anatomic Sitt
    2. Rifton:
    3. Smirthwaite:
    4. Ormesa:
  • Fomento de las nuevas tecnologías en productos de apoyo para la alimentación
    • Sistema de ayuda a la alimentación con pulsador, y control de temblor (lo podéis ver en el primer vídeo)
  • Nuevos sistemas de rehabilitación neurofeedback más económicos que los que ya conocemos.

Esto es una pequeña muestra de lo que vimos en la feria, no queremos hacer este post más largo de lo deseado ya que podríamos estar hablando horas y horas, y no queremos aburriros.

Una vez os hemos mostrado algunas de las novedades y tras analizar fríamente la feria a uno le surgen diferentes inquietudes sobre lo visto y vivido allí en lo referente al factor económico. Si en españa existe una pregunta recurrente cada vez que vemos un nuevo producto que nos parece interesante sería ¿y cuánto cuesta?, la mayoría de las veces la respuesta a esta pregunta nos escandaliza y en un alto número de casos comienzan las críticas a todo el ámbito comercial por lucrarse con productos que son necesarios para muchas personas con discapacidad.

Tratemos de verlo también desde el otro lado, tenemos que partir de la base de que todas estas empresas  cuentan con ingenieros de desarrollo, expertos en diseño, testeo, pruebas de seguridad y calidad, redes comerciales, costes de estructura, equipamientos especializados de alta inversión, departamentos de marketing, financiero, soporte técnico… e incluso Terapeutas Ocupacionales, y hemos de darnos cuenta que a todos ellos también les gusta comer, vestirse, pagar la hipoteca, la luz, agua cada mes, con esto no pretendemos justificar el precio desorbitado que tienen algunos elementos para nuestro mercado, porque el mensaje final, es que toda esta “gente” (o la gran mayoría) vive y trabaja en otros países, y en estos lugares tienen sueldos más altos, tienen mayores ayudas para la adquisición de estos productos de apoyo y donde la persona con discapacidad por lo general vive una situación menos precaria. Observando esta situación y analizando las pocas empresas españolas dedicadas a la fabricación de soluciones o productos de apoyo entendemos por qué en muchas ocasiones los precios se salen de nuestro “mercado español”.

No queremos que esta situación quede como algo de lo que lamentarse, sino como una invitación a seguir pensando, innovar y pensar en nuevos productos con los que podamos ayudar al mayor número de personas posibles y ¿por qué no? desarrollar productos de bajo coste que cubran las expectativas para las que se diseñan. Y que como Terapeutas Ocupacionales seamos siempre capaces de asumir el reto de una prescripción de un producto de apoyo teniendo en cuenta a la persona y sus contextos, lo que por supuesto incluirá el factor económico, y la creatividad de su TO así como a la hora de prescribir un producto X o Y tener el cuenta lo que cuesta este producto, y si de verdad la compra de este producto provocará una valiosa mejora en la capacidad de desempeño de la persona, porque hemos de decir que encontramos con cierta frecuencia situaciones donde no siempre el producto que el usuario ha adquirido es el más útil, llegando incluso al peor de los finales, abandonado en un cajón, esto supone haber hecho un uso inadecuado de los recursos, bien personales o públicos, sumado a que no hemos resuelto la necesidad de la personal.sin olvidar el problema principal para el que se compró: cubrir una necesidad.

He aquí nuestra mensaje: “Terapeutas Ocupacionales tenemos una gran responsabilidad y debemos hacer de nuestro trabajo como especialistas en productos de apoyo, un servicio valioso”

Una vez hecha esta reflexión, no queda más que despedirnos hasta la próxima. E invitaros a que si bien no podéis desplazaros físicamente a Rehacare, podeis ver en su web, muchas novedades en productos cada año que puedan ayudaros a resolver una necesidad de un usuario o bien a dar rienda suelta a vuestra imaginación para vosotros mismos con los medios que tenéis a vuestro alcance mejorar la calidad de vida de una persona.

Rubén Serrano y Patricia Barroso Rodríguez