Si os acordáis del post donde hablaba de que una de las mayores utilidades que tienen las TICs para terapeutas ocupacionales (y en general para cualquier colectivo) es su enorme potencial para comunicar o difundir, ayudándonos a amplificar nuestro mensaje hasta puntos que antes no podíamos ni imaginar; y aunque hasta aquí estamos todos más o menos de acuerdo, me gustaría preguntarme: si como colectivo hacemos un uso correcto de este tipo de herramientas para la difusión de la terapia ocupacional.

Este post es algo que lleva unas semanas fraguándose, y es una idea que surge después de que me enseñaran un tuit de una organización los días previos a la celebración de unas jornadas de terapia ocupacional. El tuit es el que podéis ver en la captura.

¿Hacemos buen uso de las redes sociales para la difusión de la terapia ocupacional?

Tuit que probablemente se haya publicado con muy buena intención, pero con poco acierto, si ésto lo publicamos cualquiera de nosotros en nuestros perfiles personales no tiene mayor repercusión, pero que provenga de un perfil institucional (un Colegio Oficial) pues ya sí que es un problema. Ojo, que no quiero decir que cuando se publica desde un perfil oficial, o institucional haya que ser más estirado que un palo, o muy pedantes, simplemente que hay que conservar las formas propias de la institución y de la profesión. No encuentro el tuit original, desconozco si es porque lo han eliminado, o porque hoy no me funcionan bien mis poderes Social Media, pero como podéis observar, da igual que eliminéis un tuit, siempre hay alguien que hace una captura por lo que en redes sociales no vale tirar la piedra y esconder la mano.

Otro problema que ocurrió durante las propias jornadas es que no se tenía claro cuál era el hashtag que se estaba utilizando para hacer difusión de las mismas, se utilizaban varios distintos, lo que dificultaba seguir las jornadas a las personas que no estaban presentes. Con motivo de ésto permitidme el meme, que creo que nos viene al pelo.

¿Hacemos buen uso de las redes sociales para la difusión de la terapia ocupacional?

Como profesional del medio suelo achacar este tipo de errores de comunicación a una combinación de falta de planificación y de formación, hoy está muy de moda decir que eres Community Manager, o que llevas las redes sociales de tu empresa, o de tal institución, pero hay que ver cuántas personas que afirman esto realmente tienen experiencia en ello, y han recibido formación, decir que un community manager es cualquiera que se ponga a los mandos de una cuenta en redes sociales es lo mismo que decir que cualquiera que se ponga a hacer un puzzle con personas mayores es un terapeuta ocupacional.

También tenemos que tener cuidado y no pensar que sólo hacen difusión de la terapia ocupacional las instituciones, colegios, asociaciones y demás entes, cada terapeuta ocupacional hace difusión con su día a día en el trabajo, sus comentarios con amigos, sus comentarios en redes sociales, y aquí es donde entra la segunda causa que me ha llevado a escribir el post, y es que tenemos que ser más conscientes de que l@s terapeutas ocupacionales somos agentes activos de la difusión de la terapia ocupacional en cada una de nuestras acciones o comentarios en redes sociales, como por ejemplo lo que pasó el lunes en el episodio de La que se avecina, donde Judith, la psicóloga tuvo un comentario desafortunado sobre la profesión que desató reacciones como esta:

¿Hacemos buen uso de las redes sociales para la difusión de la terapia ocupacional?¿Hacemos buen uso de las redes sociales para la difusión de la terapia ocupacional?¿Hacemos buen uso de las redes sociales para la difusión de la terapia ocupacional?

Quiero aclarar que independientemente de que el comentario de la serie me haya gustado o no, lo que no me ha gustado es esta reacción a mi entender desmesurada, y os explico mis razones, debemos siempre contextualizar, ser conscientes de donde se está publicando el mensaje que nos molesta tanto, y en este caso es una serie de humor, a esta serie o a Aída por ejemplo, si nos ponemos a sacarle punta a los comentarios, siempre hay algún colectivo al que ofenden, forma parte del humor que funciona en televisión y no hay más.

Y no sólo se publicaron tuits, también Pedro Loarte publicó este post dando una versión más amplia de los hechos y unos argumentos que pueden aclarar la situación mucho más que un simple tuit y sin entrar en otro tipo de discusiones, podéis ver como poco a poco gracias a las redes sociales y blogs, la bola de nieve sobre lo que ocurrió en Lo que se avecina se va haciendo más y más grande.

Os planteo la situación de la siguiente forma, imaginad que hay gente que tiene monitorizadas en redes sociales palabras como “Terapia Ocupacional”, esta gente, entre los que me incluyo, vigila lo que se diga sobre terapia ocupacional, por varios motivos, para localizar contenido, ofertas de empleo, nuevos blogs que no conocías, clientes, o para cualquier uso profesional que le puedas dar a este tipo de “vigilancia” y llegas un lunes a tu herramienta de monitorización favorita y lo que ves es un montón de usuarios quejándose de algo así, ¿Qué imagen profesional ofrece ver este tipo de pataletas?, ya os lo digo yo, una imagen muy mala y muy poco profesional y esto no es una opinión, es una realidad, guste o no.

Y aunque es verdad que cada uno en su Twitter personal o blog dice lo que quiere, o publica las pataletas que le apetezcan, os animo a pensar de manera global, a seleccionar las batallas en las que vamos a invertir nuestras energías, el ciberactivismo está muy de moda y es muy cómodo, hago un clic en un like o un RT y ya, pero no es así, ¿queréis que la terapia ocupacional sea conocida por todo el mundo?, CREAR contenido, montad un blog, si os agobia hacerlo en solitario, hacedlo con algún colega y os turnáis para escribir, siempre podéis aportar vuestro punto de vista, que es único y tiene el mismo valor que el de cualquiera, siempre y cuando lo hagamos de una forma positiva y que aporte algo a la profesión, no llevados por una pataleta en Twitter, que al final no va a ningún sitio.

No os quedéis en el ciberactivismo, salid a la calle que es donde ocurren las cosas, asociaros (da igual donde lo hagáis, pero asociaros), y no os quedéis en únicamente asociarse o colegiarse, tomad un papel activo en el proceso de la profesión, si hay elecciones acudid a votar, por ejemplo, en las últimas elecciones de APTOCAM acudieron 31 personas a votar,  (entre votos por correo y presenciales), de 200 socios que tiene, no hay que ser matemático para ver que es un porcentaje bajísimo y un problema se mire por donde se mire.

Antes de escribir el post me documentaba hablando con mis amigos Pablo Cantero y Daniel Emeric, hablando sobre todo de este tipo de datos, y de su artículo en la revista TOG, (que os recomiendo leer si no lo habéis hecho aún), y son datos preocupantes.

Utilizando la imagen de COPTOEX que habla de terapeutas ocupacionales asociados a cada una de las organizaciones, pero con datos actualizados, estamos hablando de que la participación estaría en torno al 20 %, ¿pretendemos que el 20 % de la profesión tire del carro mientras el 80 % restante está a verlas venir?

terapeutas ocupacionales estamos asociados/colegiados en España. Gráfico por organizaciones

Afortunadamente este 20 % activo tiene un rendimiento increíble, y una capacidad de trabajo asombrosa para sacar adelante la profesión, pero en serio, ¿Cuánto tiempo podemos estar sobreviviendo como profesión apoyándonos únicamente en este 20%?

En resumen, y para responder a la pregunta que se plantea en el título, desde mi punto de vista hay mucha gente que sí que hace una muy buena difusión profesional, que se ve ensuciada por este tipo de acciones de pataleo en redes sociales o de falta de planificación o profesionalidad en la gestión de dichas redes sociales, patalear a veces es necesario, pero buscad una causa que realmente merezca la pena y sobre todo plantearos vuestras redes sociales como una parte de vuestra identidad profesional como terapeutas ocupacionales.