Existe un interés creciente en el desarrollo de enfoques no farmacológicos en la demencia y esto hace que se vayan realizando diferentes estudios desde diferentes áreas. La terapia ocupacional en el Alzheimer, tiene diversos enfoques, muchas veces planteados y limitados desde los recursos donde se hayan los sujetos, es decir, es necesario entender que difiere cuando un sujeto vive en su entorno a cuando ya institucionalizado, fundamentalmente por las necesidades del sujeto y la familia. Este tipo de enfoques diferentes hace que sea adecuado su investigación, y unos compañeros franceses plantean desde el concepto de “rutine care conditions” que gente con más conocimiento del idioma sabrá traducir mejor, pero que voy a “traducir” como condiciones de cuidado de rutinas, donde ha sido poco investigada.

El estudio lo que pretende es analizar el impacto a corto plazo de la terapia ocupacional en pacientes con demencia; e identificar los factores relacionados con el mayor beneficio.

El estudio es un cuasiexperimental con una evaluación pre-post con una intervención de 3 meses y un seguimiento a los seis meses. Los instrumentos utilizados son Mini-Mental State Examination (MMSE) para medir aspectos cognitivos, Disability Assessment in Dementia (DAD) para medir aspectos funcionales, Neuropsychiatric Inventory (NPI) para medir aspectos psiquiátricos, Questionnaire, patients’ quality of life (EQ 5D-VAS) para medir calidad de vida y la escala Zarit para medir lasobrecarga del cuidador.

El estudio por su carácter relacional utiliza regresiones logísticas para estudiar los factores asociados a los beneficios. Y vieron que 421 pacientes con Alzheimer y otras demencias se beneficiaron de la terapia ocupacional. Pero ¿de qué manera?, pues existe un periodo con intervención y otro sin intervención

En los aspectos cognitivos se mantuvieron estables una media MMSE = 17,3 en las evaluaciones. Los aspectos funcionales se mantuvieron estables durante la intervención pero disminuyeron significativamente a los 6 meses con una reducción de 2,8 puntos. Los problemas de comportamiento se redujeron significativamente durante el período de intervención y se mantuvieron estables después de la misma. La calidad de vida de los pacientes aumentó durante la intervención y disminuyó significativamente a partir de entonces. La carga de los cuidadores y la atención informal disminuyeron significativamente durante la intervención de 3 meses y se mantuvieron estables a partir de entonces. La conclusión de los autores es que la terapia ocupacional puede ser una intervención eficaz para mantener la cognición y la funcionalidad y reducir los síntomas psiquiátricos en pacientes con demencia. Las intervenciones en fases iniciales de la demencia podrían obtener más beneficios con respecto a la disminución funcional.