Vistámonos de Terapeutas Ocupacionales

Un año más tuve la suerte de disfrutar paseando por Rehacare, en Dusseldorf. Para quien no la conozca es la feria más importante de ortopedia y productos de apoyo en Europa; y a pesar de que este año 2015 era de los “flojos” (los años pares se consideran los fuertes ya que las grandes compañías como Sunrise, Invacare, Permobil, etc montan sus stand y la feria incrementa el número de pabellones) siempre es interesante conocer las novedades o las ideas que proponen las empresas emergentes o distribuidoras del otro lado del charco.

paseando por Rehacare, en Dusseldorf

Sería repetitivo hablar un año más de las diferencias del mercado español frente al europeo o estadounidense, por lo que en esta ocasión me gustaría reflexionar sobre lo que percibo como una visión general y nacional de la Terapia Ocupacional (esa gran desconocida…).

En los últimos tiempos todo lo que escucho acerca de la auténtica, verdadera e impura terapia ocupacional tiene que ver con la clínica, con la rehabilitación y por supuesto pacientes. Entonces empecé a preguntarme ¿Seré Terapeuta Ocupacional?. No suelo tener problemas de identidad pero no trabajo en la clínica, no rehabilito a nadie y tampoco tengo ningún paciente, y a pesar de eso en mi contrato pone Terapeuta Ocupacional… ¿a qué estoy dedicandome?.

Resulta que cuando uno se pone a mirar definiciones de Terapia Ocupacional encuentra alguna parte que me hace recuperar mi esperanza en que siga siendo TO. Por ejemplo la AOTA en su definición aparece lo siguiente:

“ …Occupational therapy services are provided for habilitation, rehabilitation, and the promotion of health and wellness…”

Habilitación (resulta que esta si la desempeño con una frecuencia diaria dentro de mi centro de trabajo), rehabilitación y promoción de la salud y el bienestar. También me gustó esta última parte porque además de hablar siempre de la práctica centrada en la persona y del “empowerment” a veces tengo la sensación de que decimos a nuestros pacientes que es mas importante lavarse los dientes solos que poder pasear al perro, por suerte para mi yo tengo clientes y no pacientes, esto les permite decidir por ellos mismos que consideran importante y no tengo que hacer de pepito grillo. Si, clientes, la AOTA los llama así y yo también, en mi caso me compran productos o contratan mis servicios, y creo que mientras el profesional cobre un salario (público o privado) también está vendiendo sus servicios a ese usuario (o cliente).

Seguí buscando, y encontré la definición de la WFOT que incluye en su definición algo como esto:

“…The primary goal of occupational therapy is to enable people to participate in the activities of everyday life. Occupational therapists achieve this outcome by working with people and communities to enhance their ability to engage in the occupations they want to, need to, or are expected to do…”

Resulta que el principal objetivo de nuestra disciplina habilitar, capacitar, o hacer posible (elegid la traducción que más os guste) a participar en las actividades que ellos necesiten o quieran hacer!!!!!! Me alegra enormemente poder seguir diciendo que soy Terapeuta Ocupacional, estoy orgulloso y feliz de ello.

Con este post solo pretendo que la gente pueda pensar de una manera más global y ampliemos nuestra visión de la Terapia Ocupacional y nosotros mismos seamos capaces de hacerla más grande. Por supuesto que es muy importante nuestra labor y participación en los dispositivos comunes en los que hemos logrado asentarnos, pero vayamos más allá, hay vida más allá de la bata o el pijama blanco.

Yo trabajo en el ámbito de los productos de apoyo y del posicionamiento, os aseguro que no tiene porque ser un campo exclusivo para los ortopedas, que podemos sumarnos a esa actividad formando equipo con las demás disciplinas. ¿Acaso no creeis que incluso habría cabida para la consultoría en terapia ocupacional en multitud de cuestiones?¿Pensáis que no podemos colaborar en el diseño de productos diseñados para satisfacer a personas con limitaciones o restricciones en la participación? ¿Podríamos conseguir cosas positivas para el colectivo y para la participación de las personas con limitaciones o restricciones en la participación desde posiciones políticas? (si me lo permiten mis amigos que ocupan los márgenes) ¿Seríamos capaces de asesorar o participar en el desarrollo de software que permita a más usuarios disfrutar de lo que los demás ya disfrutamos?¿No son nuestros conocimientos suficientemente amplios para dar formación sobre cosas básicas en el manejo o trato a personas con discapacidad fuera del ámbito clínico?.

Yo soy optimista y pienso que en éstas y en muchas mas podriamos hacer grandes funciones. Dejemos de autosesgar nuestra participación, dejemos el paternalismo y actuar solo en AVDB, hagamos de TO con nosotros mismos y aumentemos nuestra participación en TOdos los ámbitos posibles. Colguemos la bata y vistámonos de terapeutas ocupacionales.

Rubén Serrano

Author: Rubén Serrano

Soy Rubèn Serrano diplomado en Terapia Ocupacional por la URJC y graduado por la E.U.La Salle con reconocimiento WFOT. Formado en Integración sensorial y otros métodos de intervención neurológica, actualmente finalizando el Master en neurocontrol motor. Mi labor profesional se centra en un enfoque habilitador trabajando con valoración y prescripción de productos de apoyo en general, comunicación aumentativa, acceso al ordenador y adaptación de puestos de trabajo, y todo lo relacionado con las nuevas tecnologías o software para la rehabilitación. Ademas de formar y diseñar diseñar espacios multisensoriales enfocados a los destinatarios del servicio. Actualmente trabajo en Vía libre (Grupo Fundosa - Fundación ONCE)

Share This Post On

10 Comments

  1. Patricia

    Totalmente de acuerdo con Rubén, yo también me he dedicado al mismo sector, y en ningún momento me planteé que lo que hacía no era terapia ocupacional, lo es, y debemos de trabajar para que la presencia de los terapeutas en este sector sea cada vez mayor, debemos profesionalizar este area de conocimiento también, en muchos países existe esta especialización, la cual yo haría sin dudarlo.
    Gracias Rubén por esta reflexión en voz alta, la cual comparto

    Post a Reply
    • Rubén

      Gracias por tu comentario Patricia, te conozco lo suficiente para saber como trabajas y tener la suerte de compartir muchas de las ideas atípicas sobre lo que la Terapia Ocupacional puede ser 😉

      Post a Reply
    • Rubén

      Gracias por leerla y responder al post. En este post me dejé reflexionar al concreto de muchas cosas, pero el auto empleo y la creación de espacios como el vuestro es otro ejemplo de lo que pretendía exponer en mi post. Gracias Chic@s!

      Post a Reply
  2. Hola Ruben! Muy de acuerdo! En Argentina hace 5 años que se creó el CIAPAT (Centro Iberoamericano de autonomía personal y productos de apoyo) tomando como referencia al CEAPAT español y como T O soy la responsable del Área de Tecnologías y Productos de apoyo, lo cual me permitió conocer a gran cantidad de colegas involucrados en esta área, al igual que otros profesionales ( kinesiologos, ingenieros, programadores, fisiatras, diseñadores, etc) con quienes se llevan adelante trabajos interdisciplinarios muy buenos!
    Te dejó un abrazo y a seguir compartiendo el hacer de cada uno!
    Jimena Fleites

    Post a Reply
    • Rubén

      Hola Jimena, muchas gracias por tu comentario y dedicar tiempo a leer mi post. Mi trabajo es parecido en ocasiones al que se realiza desde CEAPAT, por todo el tema relacionado con productos de apoyo, comunicación aumentativa, acceso al ordenador y adaptación de puestos de trabajo. Me alegra conocer a gente que hace trabajo similar y relacionado para poder aportarnos conocimientos y más aun cuando se trabaja en un contexto geográfico y probablemente social tan distinto. Espero poder hablar en alguna ocasión contigo! Un saludo.

      Post a Reply
  3. Hola Rubén, en primer lugar enhorabuena por tu publicación y muchas gracias por compartir tus reflexiones con el resto de terapeutas.

    Coincido contigo plenamente en que la labor del terapeuta ocupacional no tiene porque enfocarse exclusivamente al trabajo en clínica. Como tú bien dices se puede trabajar desde la ortopedia y ayudas técnicas, desde la consultoría, o desde la docencia, desde la investigación, etc. Yo me he dedicado principalmente toda mi carrera a la clínica, con pacientes, y en la mayoría de los sitios no he tenido que vestir una bata o un pijama blanco, simplemente un pantalón de chandal y una camiseta, pero bueno, también he podido compaginar este trabajo directo con pacientes con la docencia, con la recomendación y adaptación de dispositivos de ortopedia y ayudas técnicas y actualmente también con la investigación.

    Para mi, lo más importante, la base de nuestro trabajo, estemos en el recurso que sea, serán los pacientes, o mejor dicho, las personas que tienen problemas para volver a realizar sus roles y actividades significativas. Por desgracia me he encontrado con muchos terapeutas que trabajaban en docencia y habían visto uno o ningún paciente en su vida…, terapeutas que trabajaban en ortopedia y A.T y habían visto un paciente o ninguno en su vida, y en investigación lo mismo de lo mismo… Y cuando me refiero a “ver a un paciente” no me refiero a ver un paciente cara a cara, sino a haber tratado pacientes…

    En estos casos, desde mi punto de vista, este profesional no va a poder ayudar a sus alumnos, pacientes o proyectos de la misma forma que si tuviera un conocimiento suficiente sobre los pacientes y su problemática. Yo después de 15 años trabajando con pacientes neurológicos sigo día a día aprendiendo con ellos. Día a día me enseñan algo nuevo y eso me ayuda a pensar mejor qué tipo de ayuda técnica sería más recomendable en su caso, por ejemplo, y con ese conocimiento profundo de mi paciente, de sus problemas, de sus objetivos, de sus preferencias, de su entorno, de su potencial de recuperación, etc., busco el dispositivo más adecuado para cada caso. Y por supuesto consulto con el terapeuta ocupacional o técnico ortoprotésico que conoce mejor los productos del mercado y que me recomienda varios, que me deja probarlos con el paciente y juntos (terapeuta, ortopeda y paciente/familia) tomamos la decisión de qué adquirir.

    El terapeuta que no trabaje en clínica es igual de importante que el que sí lo haga, pero yo recomiendo haber tenido una experiencia buena, de al menos varios años, trabajando en clínica. Para diseñar, como bien dices, nuevos productos también es importante haber tenido la experiencia de tratar pacientes reales, durante periodos suficientemente largos como para tener un conocimiento bueno de su situación, y después de acumular todas estas experiencias, poder resolver problemas que nos hemos encontrado frecuentemente a través del diseño de nuevas A.T o cualquier otro tipo de dispositivo.

    Yo concibo la terapia ocupacional como una profesión práctica, que por supuesto se sustenta en una teoría de base, pero que debe tener su significación principal al aplicarla a personas. La terapia ocupacional es para mi como por ejemplo la carpintería (mi padre era carpintero y trabajé mucho tiempo con él y conozco bien este campo). Quien estudia o aprende carpintería debería ser principalmente para hacer muebles o cualquier tipo de construcción con madera. No concibo a una persona enseñando carpintería en la FP sin haber trabajado antes de carpintero (como ocurre en la docencia de la terapia ocupacional donde profesores enseñan T.O sin haber sido antes T.O), no concibo una persona vendiendo productos de carpintería sin saber el oficio (como los hay en algunas ortopedias). No los concibo y no existen hasta donde yo se.

    Estoy de acuerdo contigo, vistámonos de terapeutas ocupacionales, en distintos recursos, en distintas funciones, claro que sí. Pero cuando nos vistamos de T.O no olvidemos que nuestra profesión existe porque existen personas que necesitan que les ayudemos, y si no conocemos bien a estas personas, si no conocemos bien nuestro oficio, no podremos ayudarles igual de bien. Igual que el carpintero debe conocer su oficio para construir una mesa, y lo ha practicado cientos de veces, no sólo lo ha leído en libros. Porque leer libros, creo que todos sabemos, pero lo complicado, y lo bonito, es aplicar lo que hay en esos libros a personas reales.

    Un saludo Rubén y te animo a que sigas compartiendo tus interesantes reflexiones!!

    Post a Reply
    • Rubén

      Hola Jose, lo primero darte las gracias por haber dedicado tu tiempo (elemento que cada día valoro más por su ausencia) y haber expresado tu opinión.
      Me gustaría ir contestándote por partes ya que hay cosas en las que estoy de acuerdo, otras en las que entiendo tu punto de vista y otras en las que difiero ligeramente.

      En primer lugar lo del pijama y la bata lo utilicé como elemento simbólico de la práctica clínica a la que hacía referencia como casi único sentido de nuestra existencia.

      Entiendo tu punto de vista de que opines que sin tratar pacientes no se pueda realizar por ejemplo un buen asesoramiento en productos de apoyo (permiteme que lo enfoque a mi ámbito profesional más experimentado) ya que he vivido tener la sensación de que el de enfrente asumía que yo estaba allí para vender, y que lo único que podría saber sería que producto me iba dejar mas margen o iba aumentar la facturación…y por ese motivodifiero contigo, ya que aun si no hubiese tratado pacientes ( cuando los trataba te aseguro que creía que era un experto en productos de apoyo y que nadie más que yo como Terapeuta Ocupacional iba a conocer la mejor solución pero toda esa teoría se me vino abajo en cuanto entre a una ortopedia y me di cuenta que no tenía ni idea), mi objetivo en el momento de realizar una valoración o asesoramiento en productos de apoyo tampoco será tratarle.

      Digo esto porque de un tiempo para aquí considero una ventaja que yo como asesor o consultor desconozca al usuario, porque para eso ya tengo al profesional que trabaja con él la rehabilitación que le conocerá y dará toda la información que a mi me falta, pero a mi me permite coger distancia, evitar paternalismos, evitar sobreproteccionismos, evitar hacer juicios de si es caro o barato,…. Te sorprenderías las veces que conociendo un paciente he creído que un producto de apoyo en concreto jamás le serviría y me he equivocado.

      Yo creo que no es tanto una cuestión de haber tratado pacientes sino de habilidades personales, ponías el ejemplo de la docencia, yo no hago clínica y en alguna ocasión he ido hablar sobre mi trabajo y no les hablo evidentemente de una experiencia o relación terapéutica de días, semanas o meses, les hablo de como intervenir cuando tu relación terapéutica va durar media hora, cuando no hay estás en una situación de poder sobre tu cliente, y cuando no tendrás tiempo de enmendar un mal inicio, lo cual es muy diferente a cuando trataba pacientes. Por otra parte esas clases las he dado ocasionalmente, por mi experiencia en el ámbito de los productos de apoyo o la adaptación de puestos de trabajo, pero aun así mis habilidades como docente pueden ser pésimas (quizás lo sean) y creo que eso me haría enseñar menos a mis alumnos seguramente (lo he vivido como alumno, gente con experiencia enorme pero con un problema para transmitir conocimientos).

      Yo entiendo el diseño de productos de apoyo como un elemento global, que debe basarse en la detección de necesidades del mayor numero posible de usuarios, y yo casi a diario trabajo con lesión medular, dca, Em, Ela, Disc intelectual, geriatría,… veo de todo, puedo saber clínica de todo? es complicado pero si detectar necesidades comunes, porque cuantas mas necesidades pueda cubrir un PA cuantos más usuarios puedan beneficiarse más se venderá y por tanto mas barata será su fabricación. Pero sí, evidentemente tienes que haber visto ( ya no hablo de tratar) a muchos usuarios.

      Como decías anteriormente trabajamos con personas, pero intentando hacer un símil con los muebles, después el mueble tendrá que servir para poner una tele, y la tele que mejor se ajusta al mueble no tiene porque conocerla el carpintero…, los vinos que van a ocupar el minibar del mueble puede que tampoco sean la especialidad del carpintero, pero aun así el mueble tendrá que soportarlos, de ahí la importancia de que el carpintero me diga que puede soportar, pero no le pediré cuales debe poner. Lo sé, es un ejemplo malo pero era el mejor que se me ocurría con muebles…

      De nuevo gracias por haber comentado porque esta diversidad de opiniones y exposición de argumentos nos enriquece a todos!
      Un abrazo!

      Post a Reply
  4. Grande Ruben! Orgulloso de haber pasado por tu vida!
    Como bien sabes comparto tu opinion, asi como la necesidad de que como to’s dejemos a un lado el sesgo radical que se asienta en el propósito rehabilitador, y reivindiquemos nuestro espacio en la habilitación, la promocion de la salud y, en general, en todas las areas de desempeño humana, que son muchas. Desde la Unidad de Atencion a Personas con Discapacidad de la Universidad hemos planteado, como conoces bien, la filosofia de la ciencia de la ocupacion a nuestro trabajo diario… asi que nosotros tampoco tenemos pacientes (tampoco “padecen”), ni hacemos rehabilitacion, pero nos dirigimos a aumentar la participacion autonoma en ocupaciones, para aumentar la participación en contextos. Y eso, amigos mios, no es mas que el marco de competencia profesional del to, le pese a quien le pese. Un abrazo fuerte de todo el equipo y enhorabuena por el post

    Post a Reply
    • Rubén

      Gracias por tus palabras Ricardo! Sin duda mis primeros pasos habilitadores fueron en esa Unidad en la que hacéis un trabajazo. Y en el que por supuesto hacéis posible que muchas personas sean capaces de estudiar en igualdad de condiciones. Conozco tan bien y por suerte en parte tan desde adentro lo que hacéis que no puedo añadir nada más a tu comentario.

      Un abrazo!

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest