“Sin Ocupación no existes” Emponderación laboral y enfermedad mental.

Sin que la salud mental sea mi área de conocimiento, de vez en cuando miro hacia ese lado de la terapia ocupacional, pues no es raro que mi lado de la terapia ocupacional conviva con distintos problemas de salud mental. En este caso me llama la atención el estudio de emponderación laboral por la modalidad del mismo, y por su aplicabilidad en muchos centros.

Los tipos de estudios cualitativos deberían conformar buena parte de nuestros trabajos de investigación (eso lo tengo claro conceptualmente aunque casi todo lo que hago suele tener que ver con estudios cuantitativos) y este trabajo es un este estudio fenomenológico  que explora el significados del trabajo para las personas que viven con enfermedades mentales graves. Referencias importantes sobre ocupación y fenomenología serían la literatura científica en el trabajo en la descripción de las ocupaciones ( Hocking , 2009 ) , y el llamado a asistir a los significados personales de las ocupaciones de los individuos ( Reed et al. , 2010 ; Sutton et al, 2012 ; . Vaught y Wittman , 2011 ; Whalley Hammell , 2004 ), como forma de contribuir al conocimiento.

Los participantes del estudio fueron tres mujeres y siete hombres que asistían a un centro de día de salud mental. Los datos fueron recolectados a través de entrevistas (un máximo de tres) con cada participante y las entrevistas fueron grabadas digitalmente, transcritas textualmente y analizadas de acuerdo con los principios fenomenológicos. Se identificaron dos temas predominantes: Construir y mantener una identidad ocupacional, pues la mayoría de los participantes querían trabajar, y la participación en las ocupaciones fue visto como esencial para la recuperación de la mala salud mental. La conclusión que lanzaban los propios usuarios era que el trabajo y otras formas de pertenencia encapsulan la necesidad de sentirse conectado con los demás, y el trabajo les proporcionaría esta conexión.

Hay algunas limitaciones en el diseño del estudio, como una muestra pequeña y la dificultad de los sujetos de mantener el compromiso de trabajar, pero en sí mismo, al ser un estudio longitudinal, cualitativo y con un desarrollo de entrevista los autores han debido poder sacar bastante información.

Las conclusiones, más allá de las loas que hacen al modelo de análisis, útil sin duda pero otro modelo más, son que han “demostrado” la dificultad de compromiso con el trabajo de este tipo de sujetos, que otro tipo de actividades no laborales pueden ser igualmente útiles para conseguir esa conexión con los demás, en contra del primer pensamiento de los participantes, ha permitido crear y mantener la identidad personal y social.

Los resultados ponen de manifiesto aún más el valor de explorar identidades pasadas y apostar por identidades futuras, y proporcionar oportunidades para la participación en ocupaciones que faciliten la construcción de la identidad y el sentido de pertenencia como parte del viaje de recuperación , lo que contribuye a un sentido de sí mismo y de pertenencia.

Aquí tenéis el enlace al artículo donde podéis ver la bibliografía a la que yo mismo hago referencia, pues me he tomado la libertad de hacer uso de la que exponen los autores.

Enlace

Author: Miguel Gómez

Terapeuta ocupacional, licenciado en antropología social, máster universitario en investigación y docencia universitaria, máster en Prevención de Riesgos Laborales, especialista en Ergonomía y Seguridad, y Doctor en ciencias de la Salud y Psicología por la Universidad Católica de Valencia. En la actualidad su labor docente e investigadora la desempeña en la Facultad de Ciencias de la Salud del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle. Investigador Principal en el Grupo de investigación en terapia ocupacional en el Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest