Relevancia clínica en Terapia Ocupacional

Como comentaba en un post anterior, durante años se hablo de un concepto en desuso “Lo estadísticamente significativo” que habría que ir sustituyendo por el de relevancia clínica.
Es decir que hay veces que en los artículos nos dicen cosas que en la clínica no son importantes. O no son transferibles a la práctica  clínica.

Esto se debe a que se ha obviado los conceptos de relevancia clínica dentro de los artículos sanitarios. Ahora hay un aumento de su uso, que debería ser de obligado cumplimiento (que bueno sería leer sólo sobre cosas que demuestran su beneficio clínico) y que si no lo es, es debido a la dificultad de calcularlo.

La relevancia clínica se puede plantear sobre su existencia o no. Es decir algo es relevante o no lo es, pero caeríamos en el mismo error que lo estadísticamente significativo,  todo quedaría reducido a si es significativo o no lo es. Lo bueno denla relevancia clínica es que se puede graduar por varios sistemas y nos da el tamaño del efecto. Es decir, algo puede ser relevante pero su efecto puede ser grande o pequeño.

Sin pretender ser un post de estadística no podría seguir si comentar algún detalle. Algunos autores dicen que una diferencia es clínicamente relevante cuando los intervalos de confianza de la variable diferencia no se tocan en sus límites. Lo explico. Podemos calcular con una seguridad del 95% donde se va a ubicar una media poblacional si tenemos una media muestral (bueno es algo más complejo pero servirá para entendernos). Este intervalo tiene límites, inferior y superior, si tenemos dos grupos, uno que haga TO y otro que no, si el límite inferior de un grupo no coincide con el límite superior del otro podemos decir que hay relevancia clínica (otros autores lo calculan de otra manera que si este post tiene buena acogida explicaré en otro post).

Una vez que hemos visto esta diferencia necesitamos calcular el tamaño del efecto, y los autores que defienden los intervalos de confianza nos dicen que lo podemos calcular a través de distintas,  la más aplicable a nuestros estudios seria la delta de Glass. Se calcula de manera sencilla teniendo en cuenta las medias y la desviación típica.

Pero otros autores definen la relevancia clínica a través de grupos de expertos que hacen un tipo de trabajo para concluir algo (por ejemplo para ictus subagudos una mejoría de 20 puntos en el índice de Barthel es relevante y una mejoría de 55 puntos es excelente). Con ese dato podemos hacer una tabla de contingencia y calcular el tamaño del efecto con la familia de pruebas R. El riesgo relativo, la reducción relativa del riesgo, la reducción atribuible al riesgo y el número necesario de pacientes a tratar. Estas pruebas nos dirán el tamaño del efecto y además la reducción atribuible al riesgo nos dirá en que porcentaje la mejoría que hemos obtenido se debe a nuestro tratamiento y que porcentaje no.

Al final más información pero sobretodo información que nos sirve a todos  a los estudiosos y a los clínico. Os dejo el enlace a un artículo que lo explica mucho mejor que yo.

Author: Miguel Gómez

Terapeuta ocupacional, licenciado en antropología social, máster universitario en investigación y docencia universitaria, máster en Prevención de Riesgos Laborales, especialista en Ergonomía y Seguridad, y Doctor en ciencias de la Salud y Psicología por la Universidad Católica de Valencia. En la actualidad su labor docente e investigadora la desempeña en la Facultad de Ciencias de la Salud del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle. Investigador Principal en el Grupo de investigación en terapia ocupacional en el Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest