Rehabilitación en Ictus mediante Realidad Virtual basada en Teorías cognitivas y de Aprendizaje motor

La Realidad Virtual (RV) es un tipo de intervención novedosa  que surgió como alternativa al tratamiento tradicional de personas que habían sufrido un accidente cerebrovascular.

A día de hoy, casi todos conocemos o hemos trabajado con RV, pero lo que probablemente desconozcamos en mayor medida sean los mecanismos teóricos  subyacentes  en este tipo de intervención.

Las  dos teorías principales de aprendizaje son las Teorías Cognitivas (SCT) y el Aprendizaje Motor (MLT). Están muy desarrolladas y se aplican ampliamente en el diseño de muchas intervenciones para  la maximización del aprendizaje.

La autoeficacia es la piedra angular de la SCT. Consiste en la autoevaluación de la capacidad para realizar una tarea, está directamente relacionada con la adquisición del comportamiento y se ve reforzada por el aprendizaje vicario (observación e imitación de los demás), los logros y la persuasión verbal (proporcionar un  estímulo mientras se realiza la tarea, feedback).

MLT se define como una serie de procesos internos que conducen a cambios relativamente permanentes en la capacidad de realizar ciertas tareas, como resultado directo de la práctica o la experiencia. El proceso se divide en tres fases: la adquisición, retención y transferencia. El aprendizaje está mediado por la dirección del foco de atención interno o externo (hacia los movimientos de uno o hacia un objeto), el orden y previsibilidad de la práctica (práctica invariable o variable) y la retroalimentación.

En este post os traigo la primera  revisión sistemática realizada hasta Julio del 2013 que intenta identificar las intervenciones de RV que se han utilizado para la rehabilitación de la extremidad inferior en ictus y explicar sus mecanismos subyacentes de formación de acuerdo con los principios de la SCT y la MLT.

En 10 de los 11 estudios las personas estaban en fase crónica de tratamiento. La edad media de los sujetos fue de 51,9 a 66,1 años. La muestra de todos era ? 30 sujetos. La frecuencia y duración de las intervenciones varió entre los estudios de 3 a 5 v/semana, de 20 a 60 min y durante un período de 2 a 6 semanas. La evaluación de resultados se realizó al inicio y final del tratamiento y las distintas de medidas de evaluación fueron sobre la deambulación, función de la marcha y el equilibrio.

En cuanto a los resultados:

Todos los estudios excepto uno mostraron una mejoría significativa en la los resultados en favor del grupo de VR (???? < 0,05)

5 intervenciones de RV incluyen aprendizaje vicario de la SCT por la incorporación de imagen, ya sea total o parcial del sujeto .El principio de los logros de rendimiento se hizo evidente en 10 intervenciones proporcionando graduación del aprendizaje. Y, finalmente, 5 incluían la persuasión verbal, proporcionando instrucción o palabras de aliento.

Entre los principios de la MLT, el enfoque externo de la atención  se aplicó en las 11 intervenciones. 9 proporcionaron práctica impredecible y variables y 7 la retroalimentación aumentada. El Feedback desvanecimiento  se proporcionó en sólo dos intervenciones.

Todas las intervenciones de RV estaban dirigidas a la atención externa del sujeto, es decir, al efecto de la acción en lugar de a los movimientos motores.

Os adjunto el link donde podéis encontrar el artículo para que podáis leerlo con más detenimiento y saquéis vuestras propias conclusiones.

Author: Cinthya Torregrosa

Terapeuta Ocupacional con amplia experiencia en el trabajo con pacientes neurológicos, Titulada en Dirección de Centros de Servicios Sociales, Máster Universitario en Investigación y Docencia universitaria. Actualmente trabaja como Terapeuta Ocupacional en el Centro META de rehabilitación Neurológica Integral y colabora en el Grupo de investigación en Terapia ocupacional en el Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest