Neuroplasticidad y recuperación funcional

En este post vamos a hablar de una revisión sistemática que nos habla de neuroplasticidad y recuperación funcional.

Personalmente los últimos avances en las neurociencias me hicieron cambiar mi forma de trabajar hace unos años. Aumentando y adelantando en el tiempo las actividades bilaterales.

El antiguo precepto de “hasta que el brazo afecto no pueda ayudar un poco al sano no vamos a involucrarlo en actividades” no sirve. Y en este artículo podemos llegar que justo es al revés.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4276071/pdf/12883_2014_Article_236.pdf

Aquí se puede ver como un tratamiento combinado (De bilateral y unilateral) es más efectivo que un tratamiento sólo unilateral. ¿Pero los datos clínicos implican un cambio en el cortex?

No todos los artículos lo demuestran (El que hemos enlazado sí que estudian neuroimagen), por lo que dar por hecho que un cambio clínico tiene un impacto cerebral siempre es peligroso. La revisión a la que vamos a enlazar sí que puede ser muy clarificadora.

El dato demoledor, el 85% de los pacientes con Ictus tienen afectaciones del miembro superior, sólo el 25-35% tienen una recuperación adecuada.

Los estudios de neuroimagen nos dan dos datos, para mí, muy interesantes:

El primero el disbalance o hiperexcitabilidad del cuerpo calloso en la relación inter-hemisférica en sujetos con ictus. Esta desventaja provoca la inhibición inter-hemisférica. Un proceso que hay que tener muy en cuenta en los procesos de neurorehabiitación.

El segundo es el uso de técnicas que modifiquen esta situación, en un estudio que comparaba bilateral arm training with rhythmic au­ditory cueing (BATRAC) versus dose-matched therapeutic exercises (DMTEs) y ambas técnicas provocaban dos reorganizaciones corticales distintas.

Me pararé medio segundo en la primera. La clave es que reorganiza de manera muy clara la región pre motora. Y eso debe ser tenido muy en cuenta en todo el proceso de rehabilitación, pero sobretodo en el inicio.

En otro estudio se investigó el Active Passive Bilateral Therapy (APBT) dando buenos resultados. La clave, reorganizaba la corteza primaria.

Siempre pienso en que cada cosa que hacemos hace algo en el cerebro del paciente. Estudios como este lo demuestran. Organicemos nuestra praxis, en función de lo que sabemos.

Neuroplasticity and functional recovery in rehabilitation after stroke

Author: Miguel Gómez

Terapeuta ocupacional, licenciado en antropología social, máster universitario en investigación y docencia universitaria, máster en Prevención de Riesgos Laborales, especialista en Ergonomía y Seguridad, y Doctor en ciencias de la Salud y Psicología por la Universidad Católica de Valencia. En la actualidad su labor docente e investigadora la desempeña en la Facultad de Ciencias de la Salud del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle. Investigador Principal en el Grupo de investigación en terapia ocupacional en el Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle

Share This Post On

Trackbacks/Pingbacks

  1. Inmovilización y consecuencias cerebrales EEG - […] Las consecuencias no están claras con respecto a técnicas como las de Taub, pues puede existir alguna situación ventajosa…

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest