¿Cómo demostrar que la terapia ocupacional funciona?

Pues olvidándose de esas definiciones que dicen que la terapia ocupacional es un “arte”.

El único camino es la ciencia.

Hay dos aspectos fundamentales por los que he luchado en mi vida académica, que se incluyeran en los grados de Terapia Ocupacional metodología de investigación y estadística. Y estas son las herramientas de la ciencia.

La estadística siempre ha tenido mala fama (cuántos de nosotros huimos de los números al terminar el instituto, yo entre ellos) y en ciertos momentos esta mala fama ha estado justificada. Seguro que habéis escuchado aquella frase “a la estadística, si se sabe, dice lo que tú quieres” Eso es relativamente verdad, pero si uno sabe de estadística sabe cuando se le está obligando a decir algo.

Un ejemplo, imaginad una tabla 2×2. En ella ponemos sujetos que han recibido TO y otros que no, y de estos ponemos aquellos que han mejorado y aquellos que no. Si ponemos 10 sujetos en cada grupo, la proporción que se necesita para que haya diferencias estadísticamente significativas debe ser muy grande (En este caso para la prueba Chi Cuadrado). Sin embargo si metemos 100 sujetos en cada grupo, la proporción será menor,  y si metemos mil, casi seguro que obtendremos diferencias estadísticamente significativas. Por este motivo decimos que se debe aumentar la muestra, para obtener este beneficio.
Pero a pesar de esta mala fama, la estadística se encuentra en un momento dulce. La gente que más sabe de estadística,  los matemáticos, se volvieron hace un tiempo hacía el mundo clínico y ahora recogemos los frutos, en los artículos que leemos, cada vez es una estadística más clara, más avanzada y con pocas trampas.

Pero la estadística no deja de ser una herramienta, poderosa, pero una herramienta,  y está al servicio de la clínica y de la metodología.
La metodología es más invariable, y lo digo con tristeza, pues al final en terapia ocupacional nos basamos en los modelos que vienen de la medicina, de la psicología o de la antropología o ciencias sociales similares. Y esto se ve reflejado en nuestros artículos.  Los que trabajan en salud mental tiran de estudios de psicología, los de neurología o discapacidad física,  tienden a modelos médicos.  Y hay un grupo de terapeutas que realizan estudios más sociales. Esto para mi es triste, pues pasa como en la propia profesión,  a veces estamos demasiado influenciados por otras profesiones y carecemos de nuestros propios modelos (cuidado, los de otras profesiones son muy buenos, pero por las características especiales de nuestra profesión deberíamos desarrollar algún tipo de estudio específico de terapia ocupacional (y en eso ando ocupado últimamente).

Entonces ¿Cómo demuestro la eficacia de lo que hago? De momento aprendiendo estadística,  y estando atentos a la relevancia  clínica (que explicaré en mi siguiente post) y copiando algún tipo de estudio de cualquier modelo que nos sea útil.
Os dejo un enlace al primero de una serie de artículos muy buenos de estadística (a mí me ayudo mucho).

Author: Miguel Gómez

Terapeuta ocupacional, licenciado en antropología social, máster universitario en investigación y docencia universitaria, máster en Prevención de Riesgos Laborales, especialista en Ergonomía y Seguridad, y Doctor en ciencias de la Salud y Psicología por la Universidad Católica de Valencia. En la actualidad su labor docente e investigadora la desempeña en la Facultad de Ciencias de la Salud del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle. Investigador Principal en el Grupo de investigación en terapia ocupacional en el Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle

Share This Post On

5 Comments

  1. Creo que es algo fundamental (tanto investigar como la estadística) como tú, yo también huí de los números cuando termine la carrera, y realmente ahora creo que si podrían serme más utiles. De momento voy a echar un ojo a los articulos que has puesto

    Post a Reply
    • Es muy bueno, denso pero esta casi todo lo que se necesita saber para empezar. Espero que como tú más gente se anime con los números. Están para apoyarnos.

      Post a Reply
      • Pues yo también me animo! A demás a mi los números no me dan ningún miedo, es más los echo de menos! Voy a hacer como Virginia y empezar con los artículos, a ver qué tal 🙂

        Post a Reply
  2. Gracias por el artículo Miguel. Nadie puede dudar que si queremos que nuestra profesión sobreviva ha de mostrarse eficaz, Ojo: no sólo ser eficaz, sino mostrarse además. Por mucho bien que una intervención de Terapia Ocupacional le haga a los pacientes si no es posible objetivarlo más allá del ojímetro y de la satisfacción de los pacientes, o de las familias quizás, o de la misma autosatisfacción del Terapeuta, nos exponemos a que la Terapia Ocupacional pierda su lugar cuando sus intervenciones pasen de moda y a los clientes les satisfagan las de otro tipo, u otras alternativas en el mercado hayan sido capaces de mostrar esta eficacia (aunque sólo lo sean la mitad de eficaces en realidad). Nadie pagaríamos un servicio si éste no funciona. Es más, venderlo en esas condiciones es estafar al comprador.

    Incluso dentro de la Terapia Ocupacional, hemos de saber de alguna forma cuáles de las posibles alternativas de intervención para un mismo caso es la que se muestra más eficaz, y es que no es ético profesionalmente utilizar una técnica si en nuestra mano está el utilizar otra que funcione mejor. Y sólo hay una forma de saber cuál funciona mejor sin caer en el subjetivismo de las preferencias personales (-yo prefiero esta, a mí me funcional mejor esta (a ti o al paciente?), etc.). Y para objetivar (eliminar a sujeto operativo), sólo hay una forma: utilizar el azar, los doble o triple ciegos y midiendo los fenómenos estadísticamente.

    La estadística no es sólo útil a la hora de investigar. En Inglaterra por ejemplo, hay que demostrar la eficacia del servicio a través de las “outcome measures”, y para ello, se utilizan los incrementos en el resultado de las escalas FIM FAM o en el Aus TOMs, o en el GAS desde el comienzo de la intervención hasta el alta. En muchos casos, el presupuesto que se adjudica a un determinado servicio rehabilitador está ligado a que pueda demostrar sus resultados de esta forma. Creo que sólo es cuestión de tiempo que un modelo de financiación similar, ligado a resultados se imponga en España.

    En fin, creo que hay que perder los miedos que los números nos puedan dar, porque nos ofrecen una herramienta con la que reforzar nuestro ejercicio profesional sensiblemente.

    Post a Reply
  3. Hola Miguel, he leído tu post atentamente. Soy matemático y estadístico @JaGarCres y tienes toda la razón, estamos empeñados en usar cualquier modelo en cualquier rama de la ciencia y esto no siempre es correcto, creo que la terapia ocupacional es suficientemente rica como para generar sus propios modelos, te ánimo, os ánimo, a crear vuestra propia línea de investigación.

    Post a Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Relevancia clínica en Terapia Ocupacional - […] comentaba en un post anterior, durante años se hablo de un concepto en desuso “Lo estadísticamente significativo” […]

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest